MycoGarden

Hay una magia en el cultivo de hongos que pocos conocemos, crecen tan rápido que resulta asombroso ayudarlos a desarrollarse, de la noche a la mañana puedes detectar la gran velocidad a la que crecen. Por la falta de cotidianidad podemos percibir al cultivo de hongos como algo sumamente técnico y que demanda mucho cuidado para que salgan grandes y fuertes. Es por eso que hemos creado Mycogarden, una maceta de cultivo de hongos diseñada para que el cultivo sea tan sencillo, que puedas vivir esta experiencia en tu propio hogar. No necesitas grandes conocimientos en el cultivo o comprar materiales adicionales, solo debes seguir las instrucciones, darles mucha agua y mucho amor.

 

El hongo de MycoGarden está ansioso por fructificar y necesita unos cuantos cuidados muy básicos pero muy importantes.

¿CÓMO LO CUIDO?

Hay tres factores fundamentales a tener en cuenta al momento de cuidar un MycoGarden: El lugar, los cuidados y la cosecha.

El lugar

Puedes colocarlos en cualquier parte de la casa, siempre y cuando evites 2 factores fundamentales.

La luz de sol directa. El fruto de los hongos es muy delicado al sol, a pesar de que necesitan luz, asegúrate de que llegue de forma indirecta. Jamás los dejes directamente al sol porque se secan, se queman y su crecimiento se detendrá.

Corrientes de viento. Evita colocar tus hongos en ventanas abiertas donde pasen corrientes de viento, ya que el fruto de los hongos puede secarse.

Los cuidados

Los hongos son 95% agua, por lo que los cuidados se basan es mantenerlos siempre humectados. Te recomendamos que lo riegues 3 veces al día con un chisguete o atomizador limpio. Riega los cuerpos directamente y asegurándote de que toda la superficie esté mojada después de cada riego. A pesar de que necesitan mucha agua, ten mucho cuidado de empapar la maceta, nunca “riegues” la maceta con un vaso o contenedor de agua, siempre hazlo con un chisguete y ellos sabrán agradecértelo con una buena textura y gran tamaño.

¡OJO! Antes de usar el chisguete o atomizador asegúrate que no haya contenido cloro o desinfectantes en el pasado. Puedes usar directamente el agua de la llave, pero si el agua se contamina dentro de un chisguete “sucio” los hongos sufrirán las consecuencias.

La cosecha

Seguramente es la parte que más ansiedad genera. En tiempo podemos decir que la maceta está lista a los 4 o 6 días desde primordios.  En apariencia, el fruto de los hongos nace con su sombrero un poco curvo, convexo; estarán listos para la cosecha cuando el sombrero tome una forma recta.

Seguramente tienes muchas más preguntas o irán apareciendo a lo largo de tu experiencia, siéntete libre de consultar este articulo y de dejar un comentario si necesitas mayor detalle en alguna sección. Esperamos que la experiencia de MygoGarden te fascine, te motive a alimentarte mejor y te inspire a apreciar lo maravilloso de la naturaleza.